thinkingforthechange

100% en plural

UN TESORO PINCHADO EN LA PARED

Image-1

PROPUESTA EDUCATIVAS … REFLEXIONEMOS JUNTOS:

Una reflexión significativa de cada uno de los items que aquí parecen podría ser interesante, esta imagen ha llegado a mí de forma fortuita pero no me ha dejado indiferente; por ello he dedico crear esta entrada en el blog. A la hora de empezar a trabajar y desbrozar la grandeza de las hojas de este árbol podríamos tomar algún criterio, o no, simplemente empezar por aquella hoja que más te llame la atención.

Os invito que me acompañéis en este camino por las hojas de este tesoro que he tenido la suerte de encontrarme en el tablón de anuncio de una clase. Nos adentramos en ello y espero que mis reflexiones os ayuden a cada uno de vosotros en vuestra práctica docente

1.RAZONA LO QUE MANDAS:

El profesor debe ser capaz de trasmitir el conocimiento de la mejor manera, usando teorías, métodos de estudio y creando estrategias, adecuándolas para guiar el conocimiento con la máxima eficacia y eficiencia. Pero sin olvidar que al mismo momento de tener un control de lo que ocurre en su clase: un control social, de ritmos y que se guíe por unos principios pedagógicos que permitan que los alumnos sientan y palpen que todo tiene un sentido y una organización que da coherencia y seguridad.

Existen mucho modelos de Planificación Docente que no es objeto de esta reflexión, pero si recomendamos ampliar en este sentido, pues es la hoja de este árbol RAZONA LO QUE MANDAS, la que nos motiva ha caminar en esa línea (ampliar >>>). Pero si sería bueno dedicarle unas palabras a la importancia de una planificación CLARA, COHERENTE Y COMPARTIDA:

CLARA: Todos trabajamos ya hoy en día en dinámicas de grupo o equipos, esta sociedad en la que estamos inmerso sustenta en estas relaciones globales, para este tipo de sociedad es para la que educamos a nuestros alumnos. Para llevar a cabo este trabajo de equipo nos es necesaria una planificación que esté a la altura de ser entendida por todos, y no sólo hablamos de que se comprenda, sino que no tengamos dudas de los objetivos qué perseguimos, cuánto tiempo disponemos y cómo vamos a lograrlo. De lo contrario generaremos en nuestros alumnos desconcierto, duda, inseguridad, …; y con ello dificultades para con el fin común

COHERENTE: Entendamos que muchas veces la coherencia no está reñida con la capacidad de decidir e incluso con la importancia en el sistema educativo de exigir. Ser coherente con un aprendizaje del siglo XXI es mirar por las capacidades-potencialidades de nuestros alumnos, y acompañarlos hacia su crecimiento. Y nos referimos a acompañar no dirigir desde la distancia (segura o no, dependiendo de nuestras fortalezas o debilidades). Si entendemos que el profesor debe liderar el aprendizaje que se de en su aula, para ello tenemos que entender que el docente debe ser líder para sus alumnos y esto antiguamente venía dado por el simple hecho de ser profesor/maestro; ahora ser líder se asocia entre otros aspectos con la persona que comparte, participa y acompaña desde la coherencia de vida y profesional.

COMPARTIDA: Este quizás es el aspecto más esencial y a su vez más complicado de todas las ideas que hemos podido sacar de esta magnífica hoja del árbol. Para compartir debemos iniciarnos en la implicación activa y directa estando en primera fila y que nuestros alumnos no nos vean detrás de una mesa, pantalla de ordenador o similares; no podemos estar constantemente protegiéndonos debemos estar activos, participativos y vivir la experiencia de los éxitos y fracasos. Y dejar de pensar que desde directrices más o menos acertadas se pueden liderar grupos y dinamizar nuestras aulas. El dialogo con ellos, la búsqueda de consensos en los que ellos mismos sean los protagonista junto con nosotros viviremos en primera persona la educación compartida.

Amplia sobre la relación entre tu liderazgo y los resultados de tus alumnos >>

2. ANUNCIA LOS VALORES CRISTIANOS

Transmitir la fe es una labor directa de los padres y madres Cristianos, pero nostros lo profesores como agentes activos en la educación de sus hijos somos también esenciales en esa labor. Que los padres en su compromiso educativo para con sus hijos e hijas entiendan como esencial transmitir la fe tiene que ser obvio; pero cuando hablamos de los profesores no está tan claro ya que actualmente la iglesia y los profesores cristianos no tienen la libertad de expresar y enseñar los valores cristianos como un ejemplo más de la multitud de alternativas que se ofrecen hoy día en la sociedad.
Podemos pensar que:
1.  Que la oferta educativa desde las Escuelas Católicas y los profesores Cristianos, viven ahora un momento delicado por varios motivos, entre los que nos podemos encontrar con: la falta de colaboración por parte de las familias en la educación de sus hijos delegando o incluso cediendo la responsabilidad a los profesores y las escuelas; a esto debemos añadirle que estamos pasando por una etapa en la que afirmar que eres cristiano y que te riges por los valores del evangelio y que estos valores se impregnan en todo tu que hacer diario (también el ámbito profesional) no está del todo bien visto.
2. También debemos de ser realistas y reconocer que nos encontramos con otro tipo de alumnos donde valores como: el individualismo, la competitividad, …; forman parte de su propio código genético educativo (si me permiten la expresión) haciendo cada vez más difícil la tarea de educar, e incluso la tarea de ser adultos significativos en la vida de esta futuras generaciones.
3. Otro aspecto que no podemos obviar de en esta reflexión es que vivir hoy día desde el evangelio y su coherencia de vida no es nada fácil, que no sólo nos requiere una exigencia en nuestro día a día sino que también debemos ser capaces de valorar los acontecimientos y saber posicionarnos ante la sociedad y nuestros alumnos. Tarea que supone un constante crecimiento y discernimiento personal.
Ampliar con este Articulo: “El perfil del Educador Católico”

3. LA EDUCACIÓN ES COSA DEL CORAZÓN

La educación según nuestra tan usada Wikipedia la podemos definir como palabra que proviene del latín educere: sacar, extraer;  o educare: formar, instruir; Concretando un poco más podemos afirmar que puede definirse como todo proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar, sin olvidar un matiz muy importante, la educación no sólo se produce a través de la palabra, pues está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes.

Aquí es donde nos vamos a centrar en esta tercera hoja de nuestro árbol, la importancia que tiene en la educación el: ENCUENTRO y la RELACIÓN. Siempre que vivimos un encuentro se establece una red de relaciones bidireccionales que para lograr de esta experiencia educativa un encuentro positivo y de crecimiento, debe partir de una experiencia de comunión, de una experiencia de amor. De esta forma la persona se siente amada (aceptada, valorada, apoyada, …) y es cuando nos encontramos dispuestos a vivir una experiencia de cambio y crecimiento personal, vamos a empezar a EDUCAR.

Algunas pista para educar desde el CORAZÓN:

1. Es importante conocerte a ti mismo y ser capaz de realizar un proceso personal de crecimiento constante y sentirte emocionalmente libre, saludable, …; SABRE GESTIONAR TUS EMOCIONES Y VIVIR EN PROCESO DE CRECIMIENTO, es es un paso previo y esencial si pretendemos educar desde el corazón. Esto nos ayudará a ser consciente de como toda experiencia personal, laborar, …; es una oportunidad de aprendizaje y sobre todo en la educación podemos afirmar que aprendemos: A TRAVÉS DE LOS ALUMNOS QUE TENEMOS DELANTE. Si somos capaces de llevar a cabo este proceso personal, estaremos preparados para guiar y acompañar al alumno en el suyo propio.

2. Cuando nos adentramos en esta pedagogía del corazón, seguimos sin saberlo, completando nuestro ser educador ya que debemos ser capaces de reconocer en nosotros mismos nuestras POTENCIALIDADES Y HABILIDADES, pues será nuestra oferta para con los alumnos y a su vez los pilares de la labor educativa. Ofreciéndoles así una experiencia enriquecedora y positiva, pues se nutre de nuestros valores y basándose en una seguridad personal. Por lo que nos ofrecer la oportunidad de conectar con nuestros alumnos en una relación más profunda; dejando atrás la que las inseguridades, los miedos, …; que son barreras para hacernos mutuamente protagonistas en el proceso de enseñanza.

3.  No podemos perder de vista NUESTRA MIRADA, debemos ser capaces de ver más allá del alumno en sí, debemos ver dentro de él, y desde ahí hacernos preguntas que nos ayuden a conocerlo, aceptarlo y quererlo. Preguntas como: ¿Cómo es el? ¿De qué es capaz?, ¿Quiénes no acompañan en su vida y qué esperan de él?, ….  Comprender a nuestro alumno de forma más global y no sólo en las facetas que rozan de forma directa o indirecta con la escuela. Y hablamos de una COMPRENSIÓN profunda, no de un acumular detalles o anécdotas que no nos conducen a favorecer el crecimiento de la personal desde la comprensión, la aceptación y la implicación con sus procesos personales. Es la oportunidad que tiene el docente de ser alguien más en la vida de tu alumno.

4. Y por último debemos de ESCUCHAR con el CORAZÓN, el docente del que hablamos debe liberarse de las limitaciones que pueden venir impuestas por el sistema, o bien, auto impuestas por sus limitaciones; tenemos que ser capaces de ampliar constantemente nuestros límites y lograr cada uno de nuestros alumnos la fórmula que nos permita acompañarlos, escucharlos y confiar en ellos, como con nosotros mismos de forma que seamos capaces de transmitirles que la vida es un proceso lleno de oportunidades en las que ellos tienen un papel muy importante.

Educar desde el corazón, educar desde el amor; debe convertirse en la prioridad de todos aquellos que quieren transmitir y ayudar en el crecimiento personal de los que le rodean. Actualmente nos podemos dejar llevar por el amplio desarrollo tecnológico en el que vivimos y es quizás por lo que se requiere de una mayor pedagogía del corazón que acompañe a la personal en todo su desarrollo y que garantice un crecimiento integral en todos su procesos de cambios.

Ampliar en esta idea: “Por una pedagogía del Corazón”

Completar esta idea con la prevención educativa: “Sistema Preventivo”

4.IMPORTANCIA DEL ESFUERZO

No debemos perder de vista que educamos para la vida, y más aún, educamos para el sigilo XXI. Y dentro de las capacidades o competencia que debe tener un alumno de hoy, un ciudadano del mañana, es la capacidad de ESFUERZO es una aptitud esencial para la vida.

Nada se consigue sin esfuerzo, podemos tener cosas materiales o recibir regalos, premios, …; pero no conseguirlo por nosotros mismo, el valor y la satisfacción de lograr o alcanzar las metas propuestas son de las experiencias más relevantes y significativas que podemos ofrecerles a los alumnos en nuestras escuelas. Y para lograr nuestras metas y objetivos debemos de  vivir desde la cultura del esfuerzo y entrega por algo más grande que nosotros mismos, debemos vivir con la mira puesta en  el horizonte en el futuro. Esta realidad debe ser conocida por los alumnos lo antes posible, ya que de lo contrario cuando sean mayores no tendrán la capacidad de esforzarse, ni de convivir con lo sentimientos y emociones que se derivan de haber o no logrado aquello que esperan en sus vidas. ¿Cómo gestionarán un fracaso o un logro, a nivel personal y socia?, es algo que debemos de cuestionarnos como docentes, y aún más importante como definen qué desean y cómo llegar a conseguirlo. 

El esfuerzo ha sido un valor hasta ahora muy importante y ha sido un objetivo prioritario para los educadores. Podemos escuchar reflexiones encaminadas a poner en duda que desde las nuevas metodologías se trabaje el esfuerzo con los alumnos, ya que podemos caer en pensar que éstas evitan el compromiso de los estudiantes, se centran en un aprendizaje divertido lejos de lo memorístico, y rehuyen técnicas de disciplina o modulación de conductas.

Algunos consejos para llegar a la cultura del esfuerzo con nuestros alumnos:

1. Trabajar la fuerza de Voluntad

2. Trabajar desde la Disciplina

3. Trabajar la Obediencia

4. Trabajar con las Renuncias y Sacrificios

5. Trabajar la idea del Trabajo bien Hecho

 

Tenemos que ser conscientes que educar desde el esfuerzo personal, no es solo labor de la escuela, es una labor que de alguna forma nos viene iniciada en familia, y  por ello es importante que hagamos partícipe de este trabajo a todos los agentes implicados en el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos.

Artículo interesante sobre el esfuerzo y la educación: ampliar >>

5. CONFIAR EN LOS ALUMNOS

6. FORMAS Y MOMENTOS A LA HORA DE EVALUAR Y CORREGIR

7.HAZTE PRESENTE EN EL PATIO

8. ESCUCHALES

9. AYUDALES A SER LIBRE

10.ENSEÑA A ASUMIR FRUSTRACIONES

11. VALORA AL JOVEN

12. TEN ILUSIÓN POR ENSEÑAR

Un comentario el “UN TESORO PINCHADO EN LA PARED

  1. marina
    28 de marzo de 2013

    Magnífico artículo. Reto importante para todo educador cristiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 de marzo de 2013 por .

VISITAS DEL BLOG

  • 163,662 visitas

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 417 seguidores

twitter

thinkingforthechange en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: